Lunes, 19 Agosto 2019
BREAKING NEWS
En VENEZUELA:  PDVSA retrocede 70 años en producción de barriles por día.

En VENEZUELA: PDVSA retrocede 70 años en producción de barriles por día. Destacado

La producción petrolera venezolana se ha venido a pique, según  el profesor José Toro Hardy, actualmente PDVSA produce los mismos barriles diarios, que en el año 1949, es decir, hubo un retroceso de 70 años. El petróleo es el principal producto de exportación y genera el mayor ingreso de divisas en dólares. Como consecuencia de esta situación, PDVSA notificó a 8 de sus clientes primarios internacionales,  que no podrá cumplir con los compromisos de envío. 

Usted se estará preguntando, por qué Petróleos de Venezuela (PDVSA) cayó en esa situación, pues lamentablemente, la industria petrolera venezolana fue puesta en manos de militares, quienes carecen de formación académica petrolera, los militares de turno, asignados a dedo, por el Comandante Hugo Chávez, no le dieron mantenimiento a la recuperación secundaria, el cual consiste en separar el gas del petróleo, inyectar en el yacimiento vapor de agua, utilizar la química adecuada en los barros de perforación, entre otros procesos, por cuanto obviaron todos los mecanismos que permitan aumentar la producción y hacer la inversiones.

En 21 años producción de PDVSA cayó de 3 millones 500 mil pbd unos 500 mil pbd. 

Para el año 1998, cuando Hugo Rafael Chávez Frías llega al poder, por elección popular, la producción petrolera se ubicaba en 3 millones 500 mil barriles diarios, si se hubiese cumplido con los planes de inversión previsto en la apertura petrolera, hoy día PDVSA estaría cumpliendo con una producción de 5 millones 500 mil barriles diarios. Esto constituye un hecho dramático para un país, que  recibe 97 % de las divisas a través de la renta petrolera.

Gobierno de Chávez lanza 300 mil años de experiencia a la basura

Según el profesor Toro Hardy, la realidad del problema que sufre la producción de hidrocarburos, comenzó en los años 2002-2003, cuando despidieron a 20 mil trabajadores de la industria petrolera, con alrededor de 15 años de experiencia cada uno, de manera que en conjunto representó 300 mil años de experiencia petrolera a cesto de la basura.

De allí en adelante, PDVSA nunca más llegó a tener el personal capacitado que tuvo, y poco a poco la estatal comenzó a declinar cada vez más rápido. ¿Pero qué sucedió después del 2003? El precio del petróleo llegó a niveles muy altos y a pesar de eso no se le dio mantenimiento a las refinerías y  no se hicieron las inversiones requeridas, PDVSA contaba con un red de refinerías extraordinarias, como las de Amuay, El Palito, Cardón, Bajo Grande, todas dotadas de plantas capaces de convertir los crudos pesados con mucho azufre en productos livianos, como la gasolina.

Los países del caribe eran abastecidos con gasolina hecha en Venezuela. Actualmente solo funcionan 2 refinerías, Amuay y Cardón, ubicadas en el estado Falcón, solo producen al 10% de su capacidad, antes producían  1 millón 300 bd y actualmente solo producen entre 100 a 120 mil bd.

 Fiscal Superior dijo Rafael Ramírez  quebró PDVSA

En el año 2004, Hugo Chávez nombra a Rafael Ramírez presidente de PDVSA, este fungió como máximo representante de la estatal petrolera hasta el año 2014, según Toro Hardy, “a confesión de partes, relevo de pruebas”, el Fiscal General del Ministerio Público, Tarek Williams Saab, este año 2019, reconoció en rueda de prensa, que Rafael Ramírez quebró PDVSA, en su gestión.

Por su parte, las agencias calificadoras de riesgo, solo se atrevían a decir “default selectivo” refiriéndose a la situación financiera de la industria petrolera venezolana. Toro Hardy aclara,  las empresas del Estado no quiebran, pero el problema está tan mal en PDVSA, que para que ella pueda seguir operando, el Banco Central de Venezuela (BCV) ha emitido cantidades de dinero, los cuales se han incorporado a la masa monetaria, produciendo hiperinflación y un inmenso déficit fiscal.

Ante este problema de alto octanaje, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) reporta colapso brutal de producción, es el peor desastre de la historia moderna del mundo, la mayor preocupación del experto en materia petrolera, es que Petróleos de Venezuela (PDVSA) no tenga el petróleo suficiente para seguir exportando a los EE.UU, la caída libre continua, a principios del mes en curso, la producción cayó a 400 mil barriles diarios.

La luz del gas brilla al final del espacio sideral

El catedrático Toro Hardy, da un ejemplo esclarecedor del panorama energético de Venezuela en el espacio sideral, el hemisferio Occidental tiene dos puntos que brillan intensamente, uno es Nueva York, EE.UU y el otro, es Punta de Mata, estado Monagas Venezuela, este último es generado por una fuga de gas calculado en 2 trillones de gas cúbico, este gas se está quemando,  en estos yacimientos, ya PDVSA no tiene dinero para pagarle a las contratistas, para que reinyectar gas al yacimiento, y mantener la presión en el mismo, esta es la razón por la que miles de venezolanos hacen largas filas durante días, por una bombona de gas para poder cocinar.

Para concluir, Toro Hardy dice que la solución para reactivar la industria petrolera es reinvertir, se necesitan de 25 mil millones  a 30 mil millones de dólares anuales durante 8 años, para igualar la producción que teníamos hace 20 años, pero Venezuela tiene problemas acuciantes que resolver primero: alimentos, seguridad, salud, educación y LIBERTAD.

Artículos relacionados (por etiqueta)

  • Contrabando a gran escala

    Actualmente, Venezuela es uno de los países más pobres de América, donde su pueblo no tiene medicinas, alimentos, gas para cocinar, educación, ropa, trabajo y seguridad social, este escenario obliga a los venezolanos que habitan en todo el territorio nacional a viajar a la frontera colombo-venezolana, ubicada en el estado Táchira- Venezuela y el Departamento Norte de Santander- Colombia.

    La comunidad venezolana, viaja a la frontera a comprar lo que puede, porque el dinero no alcanza, con una moneda llamada Bolívar Soberano, devaluada ante el peso colombiano y pulverizada ante el dólar. Pero, la historia de este viacrucis no termina aquí, porque los venezolanos deben caminar por las trochas (es decir, puentes artesanales hechos con piedras sobre el Río Táchira), entre las trochas más conocidas se encuentran: Los Mangos, La Invasión, Llano Jorge y Los Tribunales, entre otras, estos caminos ilegales están controlados por grupos irregulares, que extorsionan a cada transeúnte.

    Imagínese el escenario, tener que pagar 5 mil pesos para pasar por la trocha en el sentido (Venezuela-Colombia), pero de regreso la gente viene con su mercancía comprada en Colombia, pues también debe pagar vacuna (sobornar) a los grupos delincuentes como Los Bota de Caucho, Los Urabeños, Peluzos, Tren de Aragua, ELN, Paracos, FARC, organismos de seguridad de Venezuela y Colombia, quienes tienen licencia para extorsionar.

    Según la Cámara de Integración Económica Venezolano Colombiana (CAVECOL), en el año 2008 se registró un intercambio comercial entre Venezuela y Colombia de 480.00 millones de dólares, 11 años después, no existen relaciones comerciales formales, el contrabando se encriptó y apoderó del submundo fronterizo, a través de la extorsión a manos de grupos delictivos que controlan el tránsito de mercancías en las trochas.

    Pasaron a la historia los titulares que señalaban a Venezuela y Colombia, como la frontera más dinámica de América Latina, por su intensa actividad comercial, con puntos geográficos donde existía una integración social y comercial que lleva a muchos a definirla como “frontera viva”. Uno de esos puntos es el triángulo que forman las ciudades de San Antonio y Ureña, en el estado Táchira, en los Andes venezolanos y la de Cúcuta, capital del Departamento colombiano de Norte de Santander.

    Lamentablemente, el próximo 19 de agosto del año 2019, el Gobierno de Nicolás Maduro Moros cumple 4 años de haber cerrado el tránsito vehicular en la frontera colombo-venezolana, en los pasos fronterizos del Puente Internacional Simón Bolívar ( San Antonio del Táchira- Barrio La Parada, Cúcuta), Puente Internacional Francisco de Paula Santander (Pedro María Ureña-Barrio El Escobal de Cúcuta), Puente Internacional Las Tienditas ( Pedro María Ureña-Cúcuta) y el Puente Internacional Unión (Boca del Grita, Venezuela- Puerto Santander, Colombia), donde se encuentran instalaciones modernas de la Aduana Principal de San Antonio del Táchira y sus aduanas subalternas, pero ya no existe un comercio bilateral formal entre Colombia y Venezuela, desde el 22 de febrero de este año está cerrada para el comercio internacional.

    Nace la Aduana de San Antonio en el siglo XIX

    La que fue llamada la “frontera más dinámica de América Latina”, está conformada por la Aduana Principal de San Antonio del Táchira, una de las aduanas más antiguas que tiene Venezuela, en el presente artículo nos adentraremos un poco en la historia, para poder entender porque esta zona fronteriza colombo venezolana, posee singularidades que perduran en el tiempo.

    Según los registros conocidos, fue creado en el año 1842, el asiento de la aduana fronteriza con la República de Colombia, el primer administrador de la Aduana, fue el General y Presbítero José Félix Blanco, prócer de la independencia e ilustre varón que se distinguió en diversas ramas del saber humano, su designación la hizo el General Carlos Sublette, quinto presidente de la República de Venezuela.

    Es importante destacar, que desde el siglo XIX el gobierno central ha designado a gentes ajenas al Táchira, pues son contadas las veces que un administrador de la Aduana ha sido oriundo del Táchira, y haya desempeñado tal cargo.

    Según Arturo Muñoz, quien realizó una profunda investigación sobre el funcionamiento de la aduana de San Antonio, en su trabajo “El Táchira Fronterizo”, da cuenta de la negligencia del gobierno nacional, que caracterizó la administración pública en tiempos otroros.

    Un ejemplo evidente de la anterior afirmación, se hizo patente en la dirección de la Aduana de San Antonio, pues desde sus inicios promovió el contrabando a gran escala.

    La anomalía más patética consistía en que los bienes producidos en Venezuela y enviados al Táchira, a través de la principal ruta comercial de aquel entonces, es decir pasando por el territorio colombiano tenían que pagar impuestos en San Antonio.

    Los funcionarios aduaneros hicieron la respectiva advertencia al Ministerio de Hacienda, precisando que “Los bienes producidos en Caracas, Valencia, Puerto Cabello y Maracaibo, son introducidos libremente en Colombia, en condición de tránsito, pero son obligados a pagar impuestos en la Aduana, como si vinieran de Europa o Estado Unidos”.

    Vale recordar, que el transporte de mercancías y viajeros del Táchira a Caracas y viceversa, para la época se hacía a través de Cúcuta, Río Zulia, Río Catatumbo, Lago de Maracaibo, Mar Caribe, Curazao, Puerto Cabello y La Guaira.

  • Colapso socialista

    Venezuela hoy capta la atención del mundo entero, por el colapso socialista de su riqueza, según cifras del Fondo Monetario Internacional (FMI), al cierre del año 2018, esta Nación sudamericana es el tercer país más pobre de los 23 que conforman el continente americano, precedido en la lista por Nicaragua y Honduras. 

    Pero, entiende usted por qué Venezuela es ahora un país pobre? donde niños, jóvenes y adultos comen de la basura, hoy día, hablar de Venezuela es sinónimo de una alta pobreza extrema, enfermedades endémicas, altas tasas de migración, contaminación ambiental y carencias de servicios básicos: medicinas, alimentos, agua, electricidad, internet, gas, gasolina y petróleo, en este último, se encuentra la raíz del asunto, en el petróleo, el oro negro.

    VENEZUELA EN CAÍDA LIBRE

    En este reportaje vamos a entender, porqué este país de exuberante belleza y generosidades ambientales, continúa literalmente en caída libre en sentido económico, político y social. Venezuela fue el país con el mayor Producto Interno Bruto (PIB) per cápita de América Latina durante décadas, fue llamado por el resto del mundo, el EE.UU de Latinoamérica,  gracias a una vigorosa industria petrolera y minera, este país tropical cuenta con las reservas petroleras más grandes del mundo, pero en los últimos 20 años, el gobierno socialista ha destruido la industria petrolera, Petróleos de Venezuela (PDVSA)

    HISTORIA DEL PETRÓLEO EN VENEZUELA

    Las primeras noticias del oro negro en Venezuela se remontan al año 1579, bajo un uso medicinal y utilitario que le daban los menes (grupo indígena) a los rezumaderos naturales, en esa zona del occidente. Sin embargo, fueron los alcaldes Gaspar Párraga y Rodrigo Argüelles, quienes informan a la corona española sobre un rezumadero de petróleo ubicado, cerca de la ciudad de Maracaibo, antiguamente llamada Ciudad Zamora.

    Pero es en el año 1839, cuando el intelectual y médico, José María Vargas se adelantó al uso potencial del petróleo como generador de riqueza, presentando un análisis de muestras provenientes de Betijoque (estado Trujillo) y Pedernales (estado Sucre) a las autoridades de la época, este hallazgo constituyó un hecho visionario y trascendental, pues para ese momento no había nacido la industria del petróleo en el mundo.

    LA PRIMERA  INDUSTRIA PETROLERA: “ PETROLIA DEL TÁCHIRA”

    En el año 1878, se inicia la actividad petrolera en Venezuela con la creación de la Compañía Nacional Minera Petrolia del Táchira, cuya producción alcanzaba para dotar de kerosene a las ciudades vecinas, formada por un grupo de venezolanos, además, desplegó todas las actividades de la industria petrolera, tanto aguas abajo, como aguas arriba, al extraer, procesar y comercializar los hidrocarburos.

    INDUSTRIA PETROLERA CAE EN TÉRMINOS DRAMÁTICOS

    La estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA), nace el 1 de enero de 1976 y en 25 años de establecida, llegó a ser la segunda empresa petrolera del mundo, solo superada por Arabia Saudita, PDVSA también fue la trasnacional petrolera de más rápido crecimiento en el mundo desde su fundación, llegó a su máxima producción en 1970, con 3.78 millones de bdp. Desde entonces, la más baja fue de 1.49 millones de bdp en 1987,  y hoy en día es una empresa destruida, con una producción de 500 mil barriles diarios según cifras de ARGUS ( Agencia sobre reportes de precios energéticos) y según la Organización de Países Exportadores de Petróleo  (OPEC), actualmente la estatal petrolera produce 700 mil barriles diarios.

    Para conocer con exactitud el porqué Venezuela llegó a la alta pobreza extrema, citaremos al profesor José Toro Hardy, destacado economista venezolano, egresado de la Universidad Católica Andrés Bello y del Instituto de Educación de Estudios Superiores de Administración (IESA), quien nos adentrará en la materia del octanaje, en nuestra próxima entrega.

  • La crisis que no cesa

    En Venezuela: El hambre galopa en miles de familias que comen una vez al día.

    Con un dolor profundo en el estómago, ojos hundidos y ojerosos, bajo una piel flácida pegada hasta los huesos, se les ve a millones de venezolanos caminando por calles desoladas en situación de pobreza extrema, aunque parece irónico, esto ocurre en VENEZUELA un país rico, con las mayores reservas petroleras del mundo, oro, diamantes, productor de uno de los mejores cacaos de Latinoamérica, icono de extraordinarios peloteros criollos en las grandes ligas estadounidenses y por su belleza, sus mujeres han sido coronadas en los certámenes universales.

    En tiempos otroros, este país ubicado en Sudamérica, donde sus habitantes se daban el tupé de someterse a dieta, por sus altos estándares de estética, ahora viven una realidad aplastante y diametralmente opuesta, están a dieta no por gusto, sino por susto, no tienen dinero para comprar alimentos, porque su salario es insuficiente para adquirir los productos de la cesta básica, los cuales escasean y lo que ofertan son precios exorbitantes.

     La clase media se evapora
    Al estar leyendo este artículo, usted puede imaginarse, que esto sucede solo en las familias de bajos recursos y donde sus componentes no son profesionales, pero esta crisis, arrasó con la clase media, con los que tienen un título universitario, poseen vivienda propia y carro. Ser profesional en Venezuela, no los salva de la crisis, tal es el caso de Jorge Prada, Ingeniero, egresado de la Universidad Nacional Experimental del Táchira (UNET), casado con Luzmary Prada, ambos trabajan para sostener a tres hijos, uno de 16, Jorge David, otro de 15, Jorge Daniel ambos estudian segundo nivel de educación media, y el último de 9 años, Jorge Diego, estudia educación primaria.

    Sin embargo, no les alcanza el salario, para cubrir las necesidades básicas de su familia, como: alimento, ropa, útiles escolares y pagar los servicios del hogar, de hecho no consumen proteínas, la dieta se basa en arroz, harina y un poco de  frijoles. Debido a la crisis Jorge ha rebajado más de 19 kilos y su esposa Luzmary unos 15 kilogramos.

    Pero, perder peso no es su mayor preocupación, la familia Prada enfrenta un reto mayor, uno de sus hijos, Jorge Daniel  a los 11 años le fue diagnosticado  un tumor cerebral, fue sometido a radioterapias y luego quimioterapias durante un año, en estos momentos padece de los efectos colaterales de las radiaciones, está bajo tratamiento preventivo anticonvulsivo, controles semestrales por oncología, neurología y endocrinología.

    Ante este cuadro de emergencia médica familiar, los padres  deben comprar las medicinas de Jorge Daniel en la frontera colombo venezolana, específicamente en la ciudad de Cúcuta, Departamento Norte de Santander, Colombia, lo cual resulta muy costoso, porque deben pagarlo en pesos colombianos y la moneda venezolana está devaluada ante la divisa colombiana.

    Es importante resaltar, que para la fecha de esta entrevista, tiene pendientes practicarse el examen anual de espectroscopia, en la ciudad de Caracas, lo cual es sumamente costoso, porque es el único equipo que hay en el país, y determina si el tumor continúa estable o ha tenido algún tipo de movimiento.

    Pero la perseverancia y la voluntad de la familia Prada, no tiene límites, ellos son recursivos, para poder sufragar medianamente los gastos de medicinas, tratamientos médicos y alimentos, ellos trabajan entre semana y algunos fines de semana hacen verbenas, donde sus amigos y parientes preparan comida para venderla en la comunidad y de esa forma recolectan dinero.

    Padres se quitan la comida de la boca para dársela a sus hijos
    Padres comen menos, para alimentar a su bebé, este es el caso de la familia Camacho, Ricardo Camacho y su esposa Paola, quienes son padres de un bebé de 6 meses, llamado Jared Matías. Ricardo es profesional, licenciado en Biología y Química de la Universidad Católica del Táchira, trabaja como profesor en educación básica, su salario es fraccionado y es todo reto alimentar a su bebé, cumplir con el esquema de vacunas y proveer lo necesario para vivir.

    Su esposa Paola, es estudiante universitaria en la Universidad de Los Andes-Táchira (ULA), comenta que, Jared Matías fue llevado a control con el pediatra por su bajo peso, acto seguido lo refirieron al nefrólogo, quien se percató que el lactante expulsa electrolitos a través de la orina, actualmente el bebito está bajo tratamiento.

    Por su parte, Ricardo explica que con lo que gana al mes, no le alcanza para comprar un pote de leche de fórmula, y ese pote solo rinde para una semana, por lo que ellos comen menos para alimentar con frutas y verduras al infante”, Ricardo, con firmeza concluye:” vivimos un día  a la vez”

    Sin tratamiento médico familias enteras batallan con enfermedades mentales
    Actualmente, Venezuela atraviesa una hiperinflación generada por una crisis económica, política y social, bajar de peso en Venezuela por inanición, es el pan de todos los días, tal es el caso de Ciro Mora Ramos, un obrero del ramo de construcción, quien pesaba 70 kilogramos y actualmente pesa 48 kilogramos, es cabeza de familia, tiene 3 hijos, viven en una casa humilde, en una zona popular de San Cristóbal, estado Tachira.

    En el momento de esta entrevista él y su familia, no han comido nada durante todo el día, está guardando el alimento para la cena, el cual consiste en un poco de arroz y agua. Mora Ramos explica que está pasando una situación crítica, su salario mensual de 40 mil soberanos, es decir $ 6.46 al mes, que no le alcanzan para hacer el mercado, así como tampoco para adquirir las medicinas para su esposa, quien padece de trastorno bipolar, y los hijos visten y calzan con donaciones, su hijo mayor Jesús Mora, tiene 13 años, estudia 7mo grado, Zeleyca Mora, tiene 9 años de edad, estudia 3er grado, Cleiden Mora tiene 6 años de edad y estudia 2do grado, esta familia está sobreviviendo día tras día.

    Esta misma escena se repite en la familia García, Eddy García es una mujer alta, atractiva, madre de 4 hijos, camina erguida pero tímida, padece de depresión, su sueldo y el de sus hijos no les basta, para alimentarlos, así que solo consumen harinas precocidas, sus hijos trabajan en una panadería y pan es lo que mayormente consumen. Dos de sus hijos, Ángela y Jesús padecen de esquizofrenia, y transcurren los meses y no pueden comprar medicamentos para equilibrar su condición.

    Por su parte, Rubby Benitez, clama por ayuda, no tiene dinero para adquirir los alimentos de la cesta básica de alimentos, solo consume agua miel (agua caliente con papelón o piloncillo) y arepa. Rubby  padece de esquizofrenia, no está bajo tratamiento médico, porque no tiene dinero para comprar las medicinas, se gana la vida planchando, pero ya las familias a quienes le trabajaba, no la llaman para que preste sus servicios, por la severa crisis económica que atraviesa el país, sobrevive gracias a su hijo, Bryan quien trabaja como mecánico, pero solo gana el salario mínimo.

     Los ojos de venezolanos claman por ayuda
    Dicen que los ojos son el reflejo del alma, este es el caso de Edita Fonseca, una mujer que nació en Barranquilla, y se naturalizó como venezolana desde hace 46 años, es de espíritu alegre y siempre sonríe, su mirada cambió a raíz de la muerte de su única hija, a quien el lupus le arrebató la vida, pero Edita halló consuelo en sus nietos, uno de ellos es Kenay, quien  tiene 11 años, hijo de la difunta Mirna Estela, Kenay nació con parálisis cerebral espástica, retraso global de desarrollo con respuesta bajas para su edad, padece de epilepsias leves, porque está bajo tratamiento médico, y el niño también padece de trastornos tiroideos.

    Edita, con su ojos desolados, dice: “mi vida se centra en comprar medicinas y pañales, mi nieto está mal alimentado, porque solo comemos, arroz y arepa (maíz precocido), no se consiguen proteínas, y si se consiguen, son a precios inaccesibles. Fonseca añade: “Kenay utiliza la misma silla de ruedas desde que tenía 4 años, estamos carentes de todo, pero yo sigo luchando por mi nieto y mi familia”.

    La hecatombe económica va apagando la visión  de los adultos mayores, un claro ejemplo es el caso de Celina Lindarte, una anciana de 90 años, quien  con coraje dice: “casi no puedo ver ni a mis hijos, no los puedo reconocer de cerca, porque estoy enferma de la vista”. Celina, sufre de presión arterial alta, se siente muy débil y padece de intensos dolores de cabeza, la longeva alega: “no consigo mis medicinas y ya tengo un año que no se que es comer carne, atún, pollo y cerdo”, mientras que su hija  Alba Sofia Lindarte, nuestra situación actual es caótica, “no consumimos proteínas, sólo comemos chocheco (plátano verde pequeño), arroz y de vez en cuando un huevito”, ellas viven en una casa hecha de barro, a las orillas del río Chucurí, en el sector de La Concordia, estado Táchira, con dos de sus tres hijas y un nieto, con una sonrisa en los labios y ojos azules como el mar, concluye “cualquier ayuda que puedan dar, se los agradecería de todo corazón”.

    Ser muy flaca no es muy bonito
    Eso dice una de las hijas de la familia Ramírez, producto de la peor crisis económica que atraviesa la historia de Venezuela en este siglo XXI, la cual está compuesta por Carlos Ramírez, profesional, Contador Público egresado de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB) y su esposa Raquel Ramírez, licenciada en Educación Básica Integral, Carlos ha perdido más de 20 kilogramos, porque no le alcanza el dinero para comprar alimentos, esta pareja tienen 4 hijos: Gabriela de 15 años estudia 9no grado, Nicole de 11 años, estudia 5to grado, Josue de 4 años, está en preescolar y Liliana, quien tiene 13 años, cursante del 6to grado, ella padece de tiroides, y por otro lado, ella y sus hermanos, presentan desnutrición, Liliana en su inocencia alega: “no me gusta ser flaca, no es muy bonito, también se me cae el cabello, esto es estresante, irritante, no tenemos ropa ,zapatos y tampoco toallas sanitarias, solo utilizamos paños y es vergonzoso, no tener acceso a los productos de higiene personal”.

    Estas son las impresiones de la caótica situación a la que se enfrentan las familias venezolanas, ubicadas en la cordillera andina, no son hechos aislados, estas realidades están plasmadas en cada hogar del territorio nacional, Venezuela está extinguiéndose económica, política y socialmente, ante la indolencia de un gobierno que se niega morir y prefiere seguir sacrificando a su noble pueblo.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Suscríbase gratis

Reciba mensualmente nuestro boletín por correo. Puede cancelar en cualquier momento