Lunes, 22 Enero 2018
BREAKING NEWS
Perdón y Regreso

Perdón y Regreso Destacado

Vuelve legalmente a Estados unidos un veterano deportado y luego perdonado en California
El veterano de la Marina de Estados Unidos Marco Antonio Chávez regresó con su familia luego de haber sido deportado a México hace quince años, lo que lo convierte en el primer exmilitar expulsado del país que logra retornar con un estatus legal permanente. “Estoy contento, significa que ya me voy a casa, ya terminó la batalla en Tijuana. Ahora a seguir con la batalla de restablecerme en los Estados Unidos otra vez”, fueron sus primeras palabras al llegar a San Diego, California.

Chávez reconoció que el nerviosismo no lo dejó dormir y desde muy temprano llegó al cruce peatonal de San Ysidro, en donde minutos más tarde se le concedió el ingreso al país. El excombatiente, que en 1998 fue sentenciado por un cargo de crueldad animal, cumplió con una condena de diez meses en prisión y luego fue deportado a su país de origen, refirió que “elementos” de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) lo felicitaron por estar de regreso en Estados Unidos, e incluso se tomaron fotografías con él mientras verificaban su documentación. “Mi mejor regalo de Navidad está aquí. Ya me voy a casa y ojalá sea el mejor regalo para mis hijos, que voy a ir a ver”, declaró.

Chávez fue recibido entre aplausos y con un fuerte abrazo de su padre, Antonio Chávez, quien con voz entrecortada agradeció el apoyo de activistas y del gobierno de California para que el regreso fuera posible. Se trata del primero en conseguir un retorno legal, de los tres veteranos deportados que este año, en abril, recibieron el perdón del gobernador de California, Jerry Brown, por la ofensa en que derivó su deportación.

De esta manera, su equipo legal pudo pelear en una corte para que se restaurara su residencia permanente.

Un juez aceptó la petición y, con ello, se logra una victoria sin precedentes para el movimiento de veteranos deportados. Chávez, que emigró de México a Estados Unidos cuando tenía seis meses de nacido, creció en Los Ángeles, California, donde aún viven sus padres, y a los 19 años se enroló en la Marina, no imaginó nunca que regresaría a casa para Navidad.

Estaba convencido, según dijo, de que el trámite tomaría por lo menos hasta bien entrado el próximo año. Cuando recibió la llamada de sus abogados, no podía creerlo, reconoció. “Los últimos años ya me estaba dando por vencido”, recordó en el cruce peatonal de San Ysidro durante un breve encuentro con los medios, justo antes de marcharse con su familia.

Al ser deportado, Chávez, su entonces esposa e hijos se mudaron con él a Tijuana (México), pero no lograron acostumbrarse a la rutina y regresaron a Estados Unidos.

Durante estos años, el veterano no sólo perdió la oportunidad de ver a sus tres hijos crecer, sino también el nacimiento de dos nietos.

Con su regreso “a casa”, Chávez quiere que se abran las puertas para que más excombatientes deportados como él corran con su misma suerte.

“Espero que regresen, que arreglen sus asuntos, que les den la oportunidad de entrar y vivir sin problemas, porque sí tendrían una segunda oportunidad”, comentó y agregó que el Congreso debería tomar en cuenta su caso como precedente. Por su parte, Héctor Barajas, director de la Casa de Apoyo para Veteranos Deportados en Tijuana, también ha recibido el perdón del gobernador de California, por lo que anhela tener pronta respuesta a su solicitud de ciudadanía.

El regreso de Chávez le ofrece mayor esperanza, pues dice que esto significa que “hay muchas oportunidades para otros compañeros que estamos en la misma situación”, manifestó.

“Es un precedente muy grande, es muy raro que regrese un veterano deportado o en general cualquier persona deportada”, comentó Barajas. “Pero lo que estamos mirando es que los perdones funcionan”, agregó.

La directora de American Civil Liberties Union en San Diego, Norma Chávez-Peterson, calificó el regreso de Chávez como “un milagro de Navidad”.

Artículos relacionados (por etiqueta)

  • Noche de excesos

    Narran supuesta noche de drogas y sexo que vivio Rafael Amaya

    Rafael Amaya presuntamente vivió una noche llena de excesos en un table dance de la Ciudad de México, según reportaron medios nacionales, como Radio Fórmula y El Debate.
    El joven Agustín Larios narró a Diario Basta! que acompañó al actor, de 40 años, en la parranda, en la cual hubo muchas drogas, sexo y alcohol
    “Me encontré a Rafael Amaya en un table dance un jueves. Esa noche él estuvo con 5 chavas del lugar, con todas tuvo relaciones sexuales. Él solito se bebió una botella de whisky y estuvo consumiendo drogas”, relató el sujeto, quien puntualizó que al protagonista de “El Señor de los Cielos” estuvo de fiesta tres días.
    Durante la entrevista, Larios señaló que aunque no tiene contacto con Amaya, sabe que ya está completamente rehabilitado.
    “Él comentó esa noche que ya no iba a beber ni a meterse nada, que era una despedida de los vicios. Uno de sus amigos asegura estar feliz de que Rafael se haya rehabilitado y de que cumpliera su palabra”, detalló el joven, quien precisó que el actor acudió a una clínica gracias a la ayuda de un cantante.
    Desde 2015 se comenzó a rumorar que Rafael Amaya se había tomado tan en serio su personaje de ‘Aurelio Casillas’ en “El Señor de los Cielos”, que tenía problemas con las drogas.
    En diciembre de ese año, varios medios nacionales indicaron que el actor sufrió una sobredosis y que estuvo a punto de morir, hecho que el negó y señaló que llevaba una vida muy sana pese a las especulaciones.

  • Nuevo asesinado

    La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) condenó el asesinato del periodista mexicano Carlos Domínguez, el primer caso de 2018, e instó al Gobierno de México a hacer lo que corresponde para que el crimen no quede impune. “Sabemos que la violencia tiene terribles consecuencias para la familia del periodista y sus colegas. Enviamos nuestra solidaridad a los afectados y urgimos al gobierno a cumplir con su responsabilidad de investigar, identificar a los asesinos y autores intelectuales y castigar a todos los involucrados”, señaló el presidente de la SIP, Gustavo Mohme. Domínguez, profesor y periodista independiente, fue apuñalado cuando estaba en un automóvil en Nuevo Laredo, estado de Tamaulipas. Robeto Rock, presidente del Comité de Libertad de Prensa e Información de la SIP, dijo que asesinar periodistas es “una forma extrema de censura”. “La falta de justicia y castigo (para los autores de estos asesinatos) alienta otros actos de violencia, lleva a la autocensura como medio de defensa e inhibe el ejercicio de la libertad de expresión”.

  • Aprovechan damnificados

    Denuncian desvío millonario en ayudas a damnificados del sismo

    Una investigación de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) encontró irregularidades y un desvío millonario en el programa de tarjetas para los damnificados de los sismos de septiembre, denunció la ONG Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI). “Según la pesquisa, el Banco del Ahorro Nacional y Servicios Financieros (Bansefi) emitió múltiples tarjetas a nombre de 1.495 beneficiarios. La autoridad bancaria documentó que a esos plásticos se depositaron unos 3,6 millones de dólares”, explicó la organización. MCCI contactó a damnificados cuyos nombres aparecen en hasta 34 tarjetas y detectó incluso que algunos de ellos, pese a la supuesta recepción de ayudas, “ni siquiera recibieron una tarjeta”, a la que se depositan los fondos.
    En la comunidad de Tenochtitlán, en Villaflores (Chiapas), Reynaldo Molina Espinoza trata de que su casa de adobe siga en pie cuatro meses después del terremoto del 7 de septiembre, de magnitud 8,2, con la ayuda de 15.000 pesos (789,5 dólares) que recibió a través de una tarjeta. Pero Molina Espinoza no sabe que en los registros de Bansefi su nombre aparece en 34 tarjetas, a las cuales se les depositó un total de 510.000 pesos (26.842 dólares), denunció la ONG.
    En una investigación realizada por la CNBV -a la cual MCCI tuvo acceso-, el nombre de Reynaldo Molina Espinoza aparece como parte de 1.495 casos de damnificados de los terremotos del 7, el 19 y el 23 de septiembre en México -que dejaron cientos de miles de viviendas dañadas- y a cuyo nombre Bansefi emitió muchas más tarjetas de las que tenían derecho.
    De acuerdo con esa pesquisa de 90 páginas, Bansefi emitió 4.574 tarjetas para 1.495 beneficiarios; es decir, se hicieron 3.079 plásticos de más, que Bansefi usó para “dispersar recursos en efectivo” que ascienden a 68,8 millones de pesos (unos 3,6 millones de dólares).
    “En la investigación de la autoridad bancaria se mencionan los once nombres de los damnificados a quienes se les emitieron el mayor número de tarjetas, entre 34 y 10 para cada uno, todas con fondos”, señaló la ONG.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Suscríbase gratis

Reciba mensualmente nuestro boletín por correo. Puede cancelar en cualquier momento