Imprimir esta página
Para los niños

Para los niños Destacado

El máximo experto del gobierno de Estados Unidos en enfermedades infecciosas, el doctor Anthony Fauci, dijo tener esperanzas de que los niños empiecen a ser vacunados en unos meses, un paso necesario para asegurar la inmunidad generalizada al virus.

 

“Con suerte para cuando lleguemos al final de la primavera y el principio del verano podremos vacunar a los niños”, señaló Fauci en una sesión informativa con la prensa en la Casa Blanca.

 

Las vacunas aún no han sido aprobadas para los niños, y Fauci estaba mirando hacia adelante a un momento en que serán abundantes. Incluso los adultos de edad más avanzada están teniendo problemas para vacunarse en estos momentos.

En días recientes, solo aproximadamente 1,3% de los estadounidenses han sido inoculados con las dos dosis requeridas de las vacunas disponibles actualmente.

 

Los niños representan una cuarta parte de la población, y para que Estados Unidos alcance la inmunidad colectiva se requiere que entre 70% y 85% de los habitantes estén vacunados, según cifras oficiales.

 

“Los niños tienden a no enfermarse tan severamente como los adultos, pero sí pueden enfermarse y algunos trágicamente han muerto”, dijo la doctora Leana Wen, experta en salud pública y médico de salas de emergencia, que respalda el objetivo de Fauci. “Los niños también pueden ser vectores de transmisión, y vacunarlos es importante en nuestra lucha por lograr la inmunidad colectiva”.

 

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) aún no aprueba vacunas para niños, debido a la insuficiencia de datos de las pruebas sobre inocuidad y eficacia para los menores. Pero Fauci dijo que se está compilando información por medio de un proceso llamado “pruebas de descalamiento por edad”.

 

Por ejemplo, la vacuna de Pfizer y BioNTech recibió la aprobación de emergencia para su uso en personas de 16 años o mayores. El siguiente paso, dijo Fauci, es realizar pruebas en niños de entre 12 y 15 años y, si eso es exitoso, se pasaría a efectuarlas en niños de hasta 9 años.

 

Como las pruebas iniciales para validar la inocuidad y efectividad de las vacunas de Pfizer y de Moderna involucraron a decenas de miles de personas, las pruebas relacionadas con la edad en niños pueden hacerse con grupos menores.

 

“No se desea tener que... pasar por una prueba de eficacia, en la que se involucre a decenas de miles de niños”, señaló Fauci. “Lo que puede hacerse, en una prueba a mucho menor escala, que vaya de cientos a un par de miles... (evaluar) lo que llamamos seguridad e ... inmunogenicidad”, un término para referirse a cuando la vacuna genera exitosamente una respuesta del sistema inmunológico.

 

Tras un arranque lento, Estados Unidos está aplicando aproximadamente un millón de vacunas diarias a adultos, aunque ese ritmo todavía es considerado insuficiente.

 

VACUNACIÓN INESPERADA

Miles de personas han podido vacunarse en Seattle en mitad de la noche, en el estado de Whashington, por el fallo de un congelador que almacenaba 1.650 dosis de la vacuna contra el coronavirus de Moderna.

Las dosis de Moderna han sido administradas en varios centros sanitarios de la ciudad a miles de personas que conocieron la noticia a través de redes sociales y se acercaron a los centros médicos. De momento se desconoce que causó el fallo en el congelador que almacenaba las vacunas.

 

A través de un tuit en la cuenta oficial de la organización sanitaria ‘Swedish’ que opera en Seattle, se anunció la disponibilidad de 588 dosis de la vacuna de Moderna, las cuales serían administradas en un periodo de cuatro horas en las clínicas de la Universidad de Seattle y la Universidad de Washington. A las dos horas, todas las citas se agotaron, las cuales podían solicitarse en la página web de esta organización. El director de operaciones de ‘Swedish’, Kevin Brooks, ha asegurado que “ninguna dosis se ha desperdiciado pues se han entregado a otra organización sanitaria”, según ha declarado a la cadena de televisión NBC.

 

También varias personas han hecho cola en la puerta de la clínica y el aparcamiento del UW Medical Center- Northwest de la ciudad, aunque muchos de los que se han aglomerado en el centro médico eran demasiado jóvenes y no cumplían con los requerimientos del estado de Washington para vacunarse en esta primera fase.

 

La Asociación de Hospitales del Estado de Washington también ha confirmado que no se ha desperdiciado ninguna dosis y que se ha comunicado con el Departamento de Salud del Estado de Washington para que todas las personas vacunadas reciban la segunda dosis, según recoge la agencia DPA.