Miércoles, 01 Abril 2020
BREAKING NEWS
Una mujer de influencia

Una mujer de influencia Destacado

Erika Lucas, una mexicana que inspira a multitudes a alcanzar sus metas.

Oriunda de Chihuahua, México, Erika Lucas llegó a los Estados Unidos a la edad de 13 años, junto a su madre Sally García y hermana menor Gaby. Su llegada a Chickasha, Oklahoma, fue un gran desafío para toda la familia, pero especialmente para ella, puesto que, asegura nunca dejó de extrañar a su “México lindo y querido”, así que decidió regresarse y vivir con sus abuelitos. Pero eso solo es una parte de su historia, ya que, la vida la ha llevado a pasar momentos difíciles, abrir brecha en lugares complicados, pero sobre todo a desafiar sus miedos y conquistar cada uno de los retos a los que se enfrenta esta simpática mexicana. A pesar de lo difícil que fue el camino, Erika logró fundar junto a su esposo Chris, la compañía StitchCrew, la cual provee a los nuevos empresarios, herramientas para desarrollar el crecimiento y convertirse en empresas nacionales o internacionalmente conocidas.

“Mi mamá fue madre soltera, pero eso no le impidió criarnos con buenos valores y con el carácter para enfrentar cualquier situación. Ella es una inspiración, siempre estuvo al pendiente de sus hijas a pesar de que tenía negocios a los cuales tenía que dedicarles tiempo. Ella era dueña de una florería que en aquel entonces llevaba mi nombre ‘Erika’, pero cuando nació mi hermana le cambió el nombre a ‘Gaby’, de igual manera tenía una boutique donde vendía ropa para niños”, comentó entre risas Erika Lucas, al recordar esos lindos momentos.

“Aunque tuvimos la ausencia de la figura paterna, mi madre tuvo siempre el apoyo de mis abuelos y es una mujer que nunca tuvo lástima por lo que estaba pasando. Ella siempre enfrentó las situaciones con valor y determinación. Nunca me sentí mal por no tener papá, mi madre logró llenar cualquier vacío emotivo. Agradezco a Dios por mis abuelos, porque ellos de igual manera estuvieron al pendiente de nosotros”, dijo Erika Lucas.

Doña Sally García tenía claro que, buscar nuevos horizontes donde sus hijas pudieran crecer y tener más oportunidades, era la mejor opción, así que decide emigrar a los Estados Unidos y comenzar de nuevo junto a sus dos hijas, Erika y Gaby.

“Llegar a Estados Unidos fue realmente un gran cambio, ver personas diferentes a ti, con otro estilo de vida, cultura, vestimenta, etc. Obviamente mi mayor reto fue el idioma y aunque traté de hacer lo mejor y sentirme parte de esta comunidad, no lo logré, así que a los 18 años regresé a México. En aquel tiempo me contrató una compañía de renombre y logré incursionar en el mundo de las maquiladoras, aprender el sistema operativo de empresas internacionales, y creo que eso me dio las herramientas para el presente que estoy viviendo. Después regresé a Estados Unidos y mi madre y hermana ya residían en Oklahoma City, así que nuevamente tuve que adaptarme a este nuevo estilo de vida”, sentenció Lucas.

Uno de los momentos más especiales en la vida de Erika Lucas, fue casarse y junto a su esposo Chris, formar una linda familia.

“Conocí a mi esposo por medio de un chat, comencé a platicar con él y después decidimos conocernos personalmente y salir. Nos enamoramos y tiempo después nos casamos y juntos tenemos dos hermosas hijas, Mía y Paulina, a las cuales amamos mucho”, expresó.

Erika, poco a poco comenzó a desenvolverse en la comunidad y conocer personas que la ayudaron a abrirse camino en el mundo empresarial. Uno de los trabajos que le dio la oportunidad de crecimiento fue el Departamento de Comercio Estatal, donde ayudó a empresas locales a lograr vender su producto internacionalmente y reclutar inversión de otros países. Pero, tiempo después decidió emprender algo nuevo que le diera estabilidad financiera y emotiva, para de esa manera ayudar a otras personas.

“Uno de los mayores retos, fue lanzar mi propio negocio, puesto que conlleva a más responsabilidades, desafiar tus miedos y dejar la timidez a un lado. Antes de comenzar con StitchCrew, trabajé en una compañía inversionista de prestigio en Oklahoma y cuando decidí no trabajar para ellos y empezar algo nuevo, pensé que las cosas se iban a dar rápido y no fue así. Recibí una oportunidad de trabajo en Ohio, pero cuando estaban negociando el salario, retiraron la oferta de trabajo porque no tenía todos los certificados, diplomas y maestrías que ellos pedían, así que, aunque tenía la experiencia, me sentí fracasada en ese instante por no estar calificada. Eso fue una lección importante para mí, y decidí que un documento no me detendría. Ahora que estoy del otro lado, siempre trato de no solo enfocarme en el documento que trae una persona, sino en su carácter, liderazgo y pasión por lograr algo, ya que un diploma, aunque es importante, no determina el valor de una persona”, manifestó Erika Lucas.

Hace tres años, junto a su esposo Chris Lucas crearon StitchCrew,una empresa enfocada en el crecimiento económico con base en la tecnología, dando a los nuevos emprendedores acceso y la conexión con capital, recursos y red de negocios. Cabe mencionar que sus programas son respaldados por Oklahoma City Thunder y Google.

“Como mujer e hispana, me he enfrentado a industrias que son dominadas por hombres, pero nunca fue una limitación para mí, porque no permití que eso me hiciera sentir menos. Sabía quien era y la experiencia que tenía, así que siempre enfrenté las situaciones con gran valor. Eso debemos hacer todos, no limitarnos y confiar en nuestras habilidades, que nadie determine hasta donde podemos llegar”, añadió la cofundadora de StitchCrew, quien además se desempeña como directora de la Junta de Arvest Bank, el Instituto de Políticas de Oklahoma, el Departamento de Salud del Condado de Oklahoma City y la Fundación de la Familia Potts.

Visto 378 veces Modificado por última vez en Jueves, 20 Febrero 2020 10:23
Valora este artículo
(0 votos)

About Author

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Clasificados

Suscríbase gratis

Reciba mensualmente nuestro boletín por correo. Puede cancelar en cualquier momento